Círculo de Mujeres Hechas de Barro. Una travesía sensorial llena de vivencias y tradición.

 

Con el apoyo de Fondo Canadá y Fundación Clarios, el equipo de Pure Earth México, a través del programa Barro Aprobado, formuló una estrategia de acercamiento con las alfareras del centro- oeste de Puebla para informar sobre los efectos del plomo en la salud, capacitarlas en el uso de esmaltes libres de plomo y enseñarles a construir hornos de leña más eficientes.

Sin embargo, el COVID 19 irrumpió en la realidad cotidiana de los municipios en donde trabajamos y los obligó a cerrar sus puertas para evitar contagios y proteger a la población. Esta coyuntura inesperada, nos llevó a reformular el rumbo de nuestras acciones y a considerar el uso de la tecnología como una estrategia prioritaria aunque difícil de poner en práctica debido a que la mayoría de las artesanas no cuentan con teléfonos inteligentes o computadoras con conexión a internet. Para dar solución a esta circunstancia, el equipo lanzó la campaña #TruequeBarroAprobado, a través de la cual, se invitó a la comunidad a intercambiar celulares por piezas de alfarería libre de plomo. Gracias al entusiasmo de las y los participantes, logramos recaudar más de una decena de equipos móviles que se entregaron a las mujeres de Acteopan, Cohuecan, Puebla y Tulimán, Guerrero, lo que hizo posible la puesta en práctica de la nueva estrategia de vinculación comunitaria.

El proyecto, formulado ahora como un diálogo continuo entre las comunidades y el equipo de Barro Aprobado a través de una serie de audios enviados vía WhatsApp y un cuadernillo de trabajo, ha permitido un acercamiento más íntimo con las mujeres. El Círculo de Mujeres propone una exploración profunda de los cuerpos de las alfareras, sus entornos y las vivencias que han experimentado como creadoras de piezas de barro que contienen un bagaje cultural ancestral del cual son herederas y protagonistas. Los audios están pensados para guiar a las mujeres por un camino de reconocimiento de su propio poder creativo y de la capacidad que tienen de transformar su realidad. En esta búsqueda se promueve la toma de conciencia de los cinco sentidos y de las posibilidades que nos brindan para atravesar el espacio, el tiempo y la vida misma. Y si bien cada audio deja volar la imaginación de las audiencias, llevando a las mujeres a través de un viaje sensorial, la misma voz siempre las regresa suavemente al mismo punto de partida: el barro y la producción alfarera libre de plomo. Esta interacción virtual, que se planificó para dar respuesta a una situación desafortunada, generó mucha curiosidad y entusiasmo y se reveló como una estrategia de diálogo que llevó a las mujeres por caminos inesperados, lo mismo entretenidos y novedosos que de mucha introspección y reflexión. Esta interacción resultó atractiva y cumplió con el propósito para la cual fue diseñada.

Sin embargo, sabíamos que nuestra presencia en campo era indispensable, así que en cuanto las autoridades municipales anunciaron el semáforo amarillo, el equipo de Pure Earth México, se trasladó a las comunidades para acompañar a las artesanas en sus procesos de adaptación y adopción de las nuevas tecnologías y promover su participación en las diferentes fases de un aprendizaje que ha transformado la percepción que tienen de su oficio, de su salud, del óxido de plomo, del barro y de los esmaltes libres de plomo. La participación de las mujeres en su propia transformación, ha sido una travesía que nos llena de alegría y orgullo y en la cual han estado involucradas tres generaciones de alfareras. Abuelas, madres y niñas han establecido vínculos que van más allá de las relaciones de parentesco, convirtiéndose lo mismo en maestras que en aprendices, según las necesidades del momento. Las niñas toman notas y redactan, ayudan a sus madres y abuelas que, al no saber leer y escribir, se dejan guiar por las más jóvenes. Las madres cargan y apilan los ladrillos que darán vida a los nuevos hornos. Las abuelas enseñan su quehacer ancestral a las más pequeñas en una danza ritual que se remonta a los albores de los tiempos, la antigua tradición de transmitir con la palabra y las manos el arte alfarero, de abuelas a madres, de madres a hijas y de regreso. El diálogo intergeneracional y el trabajo en equipo han posibilitado que su identidad como alfareras se consolide y que se revitalice el orgullo de saberse herederas y creadoras de un oficio milenario que les da identidad y sentido de pertenencia, al mismo tiempo que reconocen la necesidad de aplicar nuevas técnicas de producción que protejan su salud y la de sus familias.

Son las mujeres las que históricamente han estado a cargo de los cuidados de los hijos y de la comunidad y son ellas también las que ahora mismo planifican su transición a esmaltes libres de plomo para procurar el bienestar de sus comunidades y la continuidad de sus tradiciones.

Sé parte de esta travesía visitando nuestro directorio de talleres alfareros que ya producen con esmaltes #libresdeplomo y apoya con tu compra su oficio y crecimiento.

Por: admin

COMENTARIOS DESACTIVADOS

En este momento estamos actualizando nuestro sitio para ofrecerte una mejor experiencia.