ALFARERÍA LIBRE DE PLOMO


RESOLVIENDO UN PROBLEMA CON 500 AÑOS

Se estima que un 70% de la población en México tiene niveles de plomo en la sangre por encima del estándar de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


La exposición al plomo viene por el uso de alfarería o loza vidriada tradicional Mexicana, es decir, las brillantes cazuelas, platos, tazas y demás piezas hechas de barro que se ven a lo largo de toda la República. La loza tradicional ha sido producida en México por alfareros desde hace miles de años pero no fue sino hasta la llegada de los españoles que se comenzó a usar vidriado a base de plomo.

Es un problema nacional con un arraigo de 500 años que, hasta ahora, ha sido difícil de resolver.


Blacksmith Institute, junto con más de 13 instituciones públicas y privadas, llevan a cabo el programa Barro Aprobado. Este llama la atención sobre los problemas provocados por el plomo contenido en los materiales utilizados en la alfarería, e impulsa la oferta de artesanía libre de plomo. El programa arranca en el Estado de Morelos con planes de expansión a nivel nacional.
 
Por Magdalene Sim y Daniel Estrada
Ve el stream de la presentación en México del pasado jueves 26 de junio.

También podrás descargar el media kit en el siguiente enlace.

Mensaje de Homero Aridjis (Grupo de los Cien)

DATOS SOBRE EL PROBLEMA DEL PLOMO EN LA ALFARERÍA

Infografía


barro_aprobado_infografia1_20140625 barro_aprobado_infografia2_20140625

Descargar en PDF

EFECTOS DEL PLOMO EN LA SALUD

El plomo es una neurotoxina poderosa. Causa disminución en las capacidades intelectuales, daño neurológico, enfermedades cardiovasculares, entre otros padecimientos.

Cálculos demuestran que el impacto del plomo en México puede ser mayor que cualquier otro factor ambiental, incluyendo el saneamiento del agua e higiene, como diarrea, infecciones respiratorias y lesiones neurológicas.

El Problema:
Arraigo a tradiciones y falta de conocimiento. Los alfareros se resisten a cambiar de materia prima debido a tradición, incomprensión del problema y la falta de encontrar una ventaja competitiva. Para los consumidores no hay forma de saber si la alfarería es libre de plomo o no, a menos que se haga una prueba. No existen sistemas de certificación ni etiquetados para alfarería libre de plomo. Hasta la fecha, la mayoría de la alfarería vidriada tradicional está hecha con plomo.
La Solución:
Esmalte libre de plomo. En años recientes se ha desarrollado un vidriado libre de plomo con características físicas y estéticas equiparables al óxido de plomo: funde en hornos tradicionales y brilla igual. Dicho esmalte es de la mitad del costo que la greta (óxido de plomo).

IMG_4337

IMG_4329

IMG_3404

IMG_3393

PARTICIPANTES

CONTÁCTANOS

Nombre (Requerido)

Correo electrónico (Requerido)

Mensaje